Antecedentes de la deportación:

A través del tiempo; se ha llevado a cabo una actividad en México que ha sembrado expectativas en personas que se sienten motivadas e interesadas en encontrar un buen trabajo fuera de nuestro país. Muchos de ellos, deciden irse a trabajar a EEUU con la intención de superarse, mejorar sus condiciones de vida y buscar mejores oportunidades al estar lejos de su familia.

Lo anterior, es resultado de no encontrar un trabajo digno con un pago decoroso y seguro, además de no tener una calidad de vida adecuada en nuestro país.

Al salir de México y al pasar la frontera como inmigrantes indocumentados, arriesgaron sus ahorros y su integridad física. Porque llegan a un país desconocido en todo aspecto, sin poder comunicarse porque no hablan el mismo idioma y terminar en lugares inadecuados para residir. Después, al buscar trabajo y enfrentarse a condiciones laborales muy diferentes a las nuestras, pero más remuneradas que en nuestro país.

Los diferentes regímenes presidenciales tanto de EEUU como de México, se han preocupado por crear situaciones y condiciones de inmigrantes mexicanos que favorezcan su forma de vida.

Ya que todos ellos, se han establecido en el país vecino desde hace tres generaciones. Por lo tanto, han generado nuevas raíces familiares y nuevos derechos. Debido a esto, se han derivado negociaciones entre diferentes funcionarios que permiten a los inmigrantes tener permanencia, tranquilidad y estabilidad en el lugar de residencia, de las diferentes ciudades de los EEUU.

Cuando el Sr. Donald Trump llegó a la presidencia de los EEUU (Enero 2017), ha expresado de manera insistente la deportación masiva de inmigrantes extranjeros (principalmente a ciudadanos latinos), que afecta los intereses de los residentes mexicanos.
Se ha visto algunos casos que los deportan de cualquier ciudad a nuestro país, pero las condiciones en que se han realizado se han expresados fuertes manifestaciones de violaciones a los derechos humanos.

Efectos de la deportación:

Los expertos y analistas en medios periodísticos han expresado su criterio. Entre ellos; los comunicólogos han expresado diversas opiniones relacionadas con los posibles efectos que puede tener México con la deportación de los migrantes mexicanos.

Sin embargo, hay que ver cada uno de estos efectos de manera muy sencilla y clara, qué es lo primero que se vislumbra y que nuestra economía se ve afectada. Ni más ni menos que la llegada masiva de paisanos evitará que envíen remesas de dinero en divisas norteamericanas por no tener ese trabajo que permite que, tengan un ingreso. Por lo tanto, se evitaría que se reciban ciertas cantidades en nuestro país.

La situación económica del país y la confianza de los consumidores, también pueden estimular el crecimiento y el desarrollo o dañarlos. En tiempos de recesión, los consumidores empiezan a limitar sus compras a lo esencial, renunciando al lujo o a los artículos caros. En consecuencia; las empresas reducen la producción, la contratación y el desarrollo de nuevos productos y servicios para asegurar que sus finanzas pueden capear el temporal.

En períodos de crecimiento económico general, estas empresas una vez más se expanden. Lo contrario ocurre en las industrias que se ocupan de los bienes de consumo básicos que todo el mundo necesita. Independientemente de la economía: la comida, pañales y artículos de primera necesidad. La demanda se dirige a estas necesidades a medida que los consumidores se abastecen y sustituyen los productos básicos por los productos de lujo (ejemplo: la gente compra más alimentos para comer en vez de ir a un restaurante).

En tiempos de inflación; la demanda de bienes de primera necesidad se reduce a medida que los consumidores puedan permitirse pagar más sustitutos de lujo.

Las familias mexicanas que no recibirán remesas se verán afectadas en su economía. Por lo tanto, los integrantes deberán buscar otras soluciones para obtener ingresos que complementen su estándar de vida.

También, los mexicanos deportados provocarán un aumento en la tasa de desempleo por no poder satisfacer la demanda que exige el mercado laboral. Se tendría una disminución de flujo de efectivo en divisas que llegan al país. Por lo tanto, las reservas de esta moneda estaría escaseando en los bancos y no podría atender la demanda de compra de dólares.

Se ha ido incrementando la población de paisanos en territorio nacional, esto ocasiona un gran desplazamiento de personas a lo largo del territorio nacional. Sin embargo, aunque el incremento sería gradualmente no surge de forma homogénea por cada estado. Por lo tanto, cada estado pudiera tener escasez de productos alimenticios.

En consecuencia, la economía se verá afectada por la mayor demanda de productos y servicios (luz, agua, teléfonos, etc.), produciendo un efecto inflacionario que no asegura su recuperación del pago de los servicios recibidos de manera segura, total y eficiente.

Será muy evidente observar que habrá una demanda obligada de mayor trabajo de nuestros paisanos a lo largo del país. Pero no se tiene contemplado abrir fuentes de empleo, ni tampoco será fácil recibir gente sin una preparación profesional, como podría ser el caso de muchos de ellos.

Hay que considerar, que ante la situación económica que vive nuestro país, es posible que haya un incremento en la delincuencia, dado que no hay muchas oportunidades de empleo y el comercio informal así como las actividades ilícitas son más rentables que un trabajo formal.

Habrá un incremento en la economía informal al incorporarse sensiblemente mano de obra barata, donde probablemente tampoco haya entrada y capacidad para todos ellos.

No podemos dejar atrás la demanda alta de Programas Sociales que hay a nivel nacional. Los cuales no tienen presupuesto para atender a un mayor número de usuarios, ya que el impacto e incidencia sería inmediato y no hay suficiente capacidad para dar servicio a todos.

No hay que dejar de lado que todos ellos llegarían con una carga social, económica y emocional muy fuerte, al no tener seguro un trabajo, su familia y un lugar para vivir juntos.

Tampoco, hay que dejar de reconocer que muchos de los mexicanos que están viviendo en EEUU, están radicando de manera ilegal y han provocado una incomodidad política al país, generando comentarios muy adversos a la solidaridad con los paisanos.

También, es evidente que muchos de ellos han cometido irregularidades y hasta han sido acusados de delitos. Esto ha provocado cierta molesta por parte de los norteamericanos y por ello han desatado esta ola de comentarios en contra de los paisanos mexicanos.

Reflexiones de la deportación

Esta situación comentada es un problema de muchos años atrás, que hasta estos últimos meses se ha agudizado por la llegada del nuevo Presidente de los EEUU, Donald Trump; quien no ha visto esta situación con buenos ojos y la aversión a los migrantes latinos.

La deportación de mexicanos por parte de EEUU, impactará muy sensiblemente a la economía mexicana al afectar diferentes sectores, programas y situaciones familiares que nuestro país a través del Gobierno Federal debe enfrentar y que hasta este momento no se vislumbra que está preparado.

¡Nuestros Servicios!


Evaluaciones de Confianza

Outsourcing de Nomina

Maquila de Nomina 

¡Artículos Relacionados!


Liderazgo y Confianza

Inteligencia ejecutiva nace 

Funciones ejecutivas y verificación de errrores